Restaurantembat

Restaurantes y comida

Los platos típicos de nuestro país

La gastronomía es una parte fundamental de nuestro país, y es considerada una de las mejores del mundo.
En cada región hay un plato tradicional, y todos ellos tienen una sabor único que merece la pena que probemos.

Además de las tapas habituales, como por ejemplo, las aceitunas, el queso manchego o un plato de patatas bravas, hay ciertos platos que no debes dejar de probar.

Los platos típicos de nuestro país

Embutidos: jamón, chorizo y salchichón

El jamón es un alimento omnipresente en nuestro país, y su elaboración es un arte. Hay muchas variedades que determinan la calidad de la pieza, como por ejemplo, con lo que se alimenta a los cerdos o el proceso de curado.
La máxima categoría es la del jamón ibérico de bellota, donde los cerdos están en libertad y alimentados únicamente de bellotas.
El chorizo y el salchichón también proceden del cerdo, pero no son tan sanos como el jamón.
El chorizo se identifica por tener un color rojo por tener pimentón en su composición y puede tener notas dulces o picantes.

Croquetas

Las croquetas las podemos encontrar en cualquier bar o restaurante al que vayamos, y cada uno tiene una receta diferente.
Y dependiendo de como estén las croquetas se puede juzgar bien o mal al establecimiento.
Mientras que las croquetas con queso, setas o bacalao tienen un sabor suave, las de jamón ibérico o morcilla son algo más fuertes.

Tortilla de patatas

Sin duda te encontraras con un pincho de tortilla en cada bar, restaurante o cafetería por el que pases.
Ideal para el desayuno, para la comida, la merienda o la cena, se pude comer en cualquier ocasión y lugar, en la playa, de picnic, de excursión...
Al igual que las croquetas, las hay de diversos grados de calidad y sabor. Las mejores son las que las patatas están hechas lentamente en aceite de oliva, y es aún más sabrosa cuando se añaden cebollas, para obtener un sabor dulce subyacente. Y por supuesto después toca tomarse un café rico. La pena es que las cafeterías ahora usan casi todas el sistema Nespresso, así que al final el sabor es igual en casi todos los locales.

Gazpacho o salmorejo

Esta sopa fría de tomate y vegetales se ha ganado su espacio en muchos supermercados del mundo entero.
Pero el gazpacho que encontramos en los refrigerados poco tiene que ver con el verdadero gazpacho que se elabora en el sur.
Por lo general se toma como aperitivo y está compuesto por un montón de tomates frescos, pimientos verdes, pepinos, ajos, cebollas, vinagre y hierbas aromáticas.
El salmorejo es una versión andaluza muy similar, también se sirve frío, y a veces puede tener un poco de jamón o huevo.

Pulpo a la gallega

Este plato es una tradición gallega, y se puede encontrar en el menú de los restaurantes gallegos por toda la geografía española.
Normalmente suele estar adobado con pimentón, sal de roca crujiente y un chorrito de aceite de oliva.
Por lo general se sirve con unas patatas cocidas sobre un plato de madera.

Fabada asturiana

Tenemos una gran variedad de legumbres interesantes.
En todo el país se pueden encontrar diferentes guisos de alubias regionalmente conocidos como fabada, en el que se cocinan las alubias lentamente acompañadas de una mezcla de carnes (pancita, costilla, chorizo, morcilla...).
La versión asturiana es la fabada asturiana, ampliamente disponible en los restaurantes de toda España y que comúnmente se consume en invierno.

Paella

Este plato valenciano a base de arroz es muy conocido a nivel internacional, y tiene muchas variaciones que igualmente compiten por la atención.
La versión tradicional es una mezcla de pollo o conejo (o ambos), judías blancas y verdes y otras verduras; pero una paella de mariscos (calamares, mejillones, almejas, langostinos, gambas o pescado) también es muy común.
Para los más aventureros, un arroz negro manchado por la tinta del calamar es una paella que probar.
El fiduea también es muy sabroso, pero utiliza un fideo en lugar de arroz.