Restaurantembat

Restaurantes y comida

Receta de potaje de garbanzos tradicional

Este simple pero contundente potaje de garbanzos con chorizo es un clásico en los fogones de todas las casas. De hecho, es el favorito de la nuestra, y hace presencia al menos una vez al mes (si no es más) durante los meses fríos de invierno, que es cuando más apetece.

La receta de base, la que tenemos a continuación, es siempre la misma, pero podemos añadir otra verdura u hortaliza que tengamos a mano.

Receta de potaje de garbanzos tradicional

Algunos de mis ingredientes favoritos para agregar son la col rizada, las espinacas, los nabos o la calabaza. Pero las posibilidades que tenemos son infinitas ya que es un plato muy versátil y que se adapta a todo lo que le echamos.

Empezamos sofriendo las rodajas de chorizo, que puede ser normal o picante, más curado o menos curado, eso lo dejo a vuestro gusto.

La clave está en dejarlo cocer todo a fuego lento durante varias horas, como lo hacían nuestras abuelas, y nuestras madres. Me encantan los guisos largos de chop, chop... siempre saben fantásticos.

Si no disponemos de tanto tiempo para que cueza, también podemos hacerlo en la olla a presión, que queda igual de bueno y sólo tarda 35 minutos en ablandarse los garbanzos.

Podemos refrigerar el potaje de garbanzos y calentarlo el día siguiente, estará igual de bueno, sino más. También podemos congelarlo hasta 3 meses.

Ingredientes para 4 personas:

  • 700 gramos de garbanzos secos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 250 gramos de chorizo ​​curado, en rodajas
  • 1 cebolla grande, cortada en cubitos
  • 3 dientes de ajo, machacados
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1/4 cucharadita de pimienta de cayena (opcional)
  • 1 lata de tomates enteros o triturados
  • 500 ml de caldo de pollo
  • Sal Kosher
  • Pimienta negra

Indicaciones para hacer el potaje de garbanzos tradicional.

8 (o más) horas antes, tenemos que poner a remojar los garbanzos en agua fría. Por la mañana los escurrimos y reservamos.

Calentamos el aceite de oliva en una olla grande a fuego medio. Añadimos el chorizo en rodajas, la cebolla picada finamente, y rehogamos hasta que el chorizo esté ligeramente crujiente y la cebolla esté blanda.

Agregamos el ajo picado, el pimentón dulce, el comino y la pimienta de Cayena, y removemos todo. Añadimos los garbanzos remojados y escurridos, los tomates con su líquido, y el caldo de pollo.

Llevamos a ebullición, y justo después, bajamos el fuego y dejamos que cueza todo a fuego lento durante unas 2 horas aproximadamente, hasta que los garbanzos estén tiernos y el caldo se haya reducido ligeramente.

Sazonamos al gusto con la sal kosher y la pimienta negra, y servimos en caliente.